Patitos rockeros

Última actualización: diciembre 9, 2017 1:37 am

 

 

¿CÓMO BAÑAR A UN BEBÉ?

 

La hora del baño, más que echarle agua y jabón a un bebé es un momento de relajación y disfrute para él, por ello no hay que dejar que durante este tiempo el niño llore o lo rechace completamente. Por esta razón, acá mostraremos varios factores importantes a tener en cuenta a la hora del baño y varios tips que debe saber toda madre para bañar correctamente a su hijo para que el bebé esté feliz durante todo este tiempo.

-Tener todo listo: al momento de bañar a un bebé lo primordial es tener todo listo, colocar cerca del baño todo lo que se va a usar, el champú, el jabón, las cremas, paño y demás cosas. Como parte de esta preparación debe asegurarse que la bañera tenga de 5 a 10 centímetros de agua, la cantidad va a variar de el tiempo y tamaño que tenga el bebé, ésta debe encontrarse tibia o natural pero sin frío alguno, ya que en la mayoría de los casos que los niños lloran al momento de bañarse es por sentir el agua fría ya que es otra temperatura distinta a la que está acostumbrado a tener en su cuerpo.

-Parte por parte: cuando se va a ingresar al bebé a la bañera con agua, hay que tener en cuenta que debe irse mojando poco a poco y parte por parte, ejemplo, lo primero que deben meter son sus pies, luego echarle agua a la altura de sus piernas, seguidamente las caderas, así sucesivamente hasta llegar al cuello para y por último mojar su cabeza para que vaya entrando en ambiente y esté contento, ya que de mojarlo completamente desde un principio hará que rechace el agua y por lo tanto comenzará a llorar porque no está en contacto con el agua y es algo que siente que le llega por sorpresa. Es importante tener en cuenta que al momento de echarle agua en la cabeza se le debe escurrir rápidamente toda aquella que pasa o le cae en su cara para que así no trague agua o se ahogue con la misma como pasa en ocasiones, ya que esto causa que le tenga miedo y que comience a llorar cuando lo bañan.

-Tiempo: cuando los bebés llevan apenas unos días de nacidos, el máximo para durar bañándolo es de 5 a 6 minutos para que no se resfríe, mientras vaya creciendo irá aumentando el tiempo de su baño, incluso cuando ya llevan varios meses el niño tiende a decidir si quiere que su baño sea rápido o dure un tiempo prolongado para jugar.

-Modo de baño: cuando se trata de recién nacidos, la persona que lo baña debe agarrar al niño con una mano para echarle el agua y enjabonarlo con la otra. Debe bañarse por parte por ejemplo, primero se coloca boca arriba, se enjabona y todo lo referente al baño, y luego se coloca boca abajo. Al echarle agua en la cabeza es preferible cuando el bebé esté boca abajo para que no ingiera agua y se le haga mejor a él. Debe agarrarse bien al niño y estar pendiente porque al colocarlos boca abajo tienen a impulsarse con los pies con fuerza y de no sujetarlo bien puede ocurrir algún accidente o aporrearse. En cuanto a los niños con más tiempo, aquellos que ya se sientan sólo deben colocarlos, estar endiente de ellos que no se paren para que no se caigan y bañarlos cuidadosamente.

-Secarlo: después de un exitoso baño, el siguiente paso a tener en cuenta es secarlo con cuidado, hacerlo muy bien para que al bebé no le dé frío y estar pendiente de partes como el cuello, u orejas para que no queden húmedas. Seguido de esto están los demás que se basa en colocarle el pañal, echarle crema y vestirlo.

 

banera-para-bebe

 

Consejos a tener en cuenta durante el baño

 

1- Al momento en el que se enjabona al bebé no se le puede echar jabón en la cara, y cuando se le aplica en la cabeza debe colocársele la misma hacia atrás y echarle agua cuidadosamente para que no le llegue a los ojos.

2- Es de suma importancia saber que al bebé jamás se debe dejar solo en la bañera, por ninguna razón, ni siquiera para intentar agarrar algo que esté cerca y que sea considerado como sólo ‘un segundo’, ya que en un abrir y cerrar de ojos pueden pasar muchas cosas, y por el bien del bebé y de sus padres, no deben correr el riesgo al confiarse que nada pueda pasar.

3- Luego de bañar al bebé, si se trata de un recién nacido es preciso dejarlo unos segundos antes de sacarlo para que movilice los pies y con ellos intente jugar con el agua, de ser algún bebé de meses, dejarlo luego del baño unos minutos jugando con el agua o colocarle algunos juguetes durante ese momento para que se divierta y vea el baño como algo bueno en lo que puede disfrutar. En cualquiera de los casos se debe estar muy pendiente durante ese rato que se les otorga a los niños.

4- Otra de las maneras de relajar al bebé mientras se baña, no sólo es echándole agua para que corra por su cuerpo, sino también tener una esponja suave y pasarla por su cuerpo, ya que además de limpiarlo aún más podrá generarle una sensación de tranquilidad.

5- Cuando se va a bañar a un recién nacido, para sostenerlo debe colocarse la cabeza del bebé en la parte interna del brazo de la persona que lo baña y agarrarlo cuidadosamente por alguno de sus brazos.

6- Un punto clave para que el niño disfrute el baño es hablarle, sonreírle o cantarle durante el baño, o en otra opción colocar música durante este momento, bien sea la preferida del niño, alguna relajante u otra que lo haga disfrutar el baño.

7- al momento de girar al bebé cuando se esté bañando, debe ser con mucho cuidado para evitar que se resbale de las manos y se caiga.