Fiambrera Rock

Con estas fiambreras tan guapas podremos conservar y transportar la comida al parque o a la salida del concierto. No te olvides de que siempre debes de ponerle un babero a tu pequeño para que no se manche, ya sabemos que los bebes heavies son super limpios!

 

¿CÓMO QUITAR EL HIPO A UN BEBÉ?

El hipo se da a partir de movimientos involuntarios del diafragma, el cual es el músculo que se utiliza para respirar. Este se contrae durante alguna respiración y es lo que ocasiona el movimiento convulsivo, lo que hace que en vez de inhalar aire, lo exhalan. La serie de espasmos que se producen en este momento los acompaña el cierre de las cuerdas vocales, lo que hace que se produzcan los particulares sonidos del hipo.

El hipo se genera en aquellas personas que generalmente comen muy deprisa, también por comer en exceso, estar nervioso, por tener el estómago o la garganta irritados, o por padecer de alguna enfermedad que irritan los nervios como por ejemplo la neumonía. El hipo se presenta frecuentemente en los niños y suele ser algo incómodo para ellos, muchas personas tienen mitos para quitarlo, sin embargo se encuentran aquellos que aún no saben cómo eliminar esto cuando se presenta. Por ello, a continuación mostraremos varias opciones que pueden utilizarse para quitar el hipo.

Agua: tanto para los recién nacidos como para aquellos bebés que tienen ya algunos meses, una de las mejores opciones para combatir el hipo es dándoles agua, bien sea unas cucharadas o un vaso de agua, si aún el bebé lo amamanta su madre, es ideal que al momento en que se presenta el hipo, darle un poco de amamantar.

Azúcar o miel: además del agua, otra de las opciones para cortar el hipo de inmediato es darle una cucharada de agua o miel al bebé, esto cumplirá la misma función que lo anterior.

Masaje: una de las maneras de quitar el hipo es practicándole al bebé suaves masajes en la espalda durante un largo rato, para que estimule parte de su cuerpo y de esta manera irá liberando los gases que tenga en el estómago.

-Provocar estornudo: muchas veces dependiendo del bebé, las opciones que le presten para quitarle el hipo van a variar, otra de las muy comunes y que generalmente se utilizan es la de provocar el estornudo para que en ese instante por un segundo deje de respirar, lo que paraliza y hace que se termine el hipo. Una de las maneras de provocarlo es haciéndole cosquillas en la nariz.

Alimentar en tranquilidad: debido a que una de las razones por la que da el hipo es que el bebé pueda comer muy rápido, lo mejor es darle comida o amamantarlo cuando esté tranquilo y se le acerque la hora de comer sin que llegue a poseer tanta hambre, ya que tenerla lo hará desesperar y querer comer rápido.

-El hilo rojo en la frente: desde años atrás lo que mayormente usaban las personas era el hilo rojo, sin embargo es algo que aún se mantiene. Esto no causa nada en el niño como manera de religiosidad u otra cosa, sino que al colocárselo mojado en la frente lo más cercano a sus ojos, este querrá saber qué tiene en su frente e intentará detenerse a ver, en ese instante de concentración aguanta unos segundos de respiración que le permiten eliminar el hipo.

-Asustar: un pequeño susto también es una buena opción para quitarle el hipo al bebé por un momento. La mejor forma de hacerlo es a manera de juego para que éste no se ponga a llorar.

Es cierto que en ambas opciones se busca que el niño tenga una respiración menor o por un momento la detenga al tener que ingerir algo, sin embargo nunca debe tapársele la nariz al bebé para que se le quite el hipo, se debe buscar cualquier otra alternativa que implique lo que se busca más no ir directamente a tapar las fosas nasales.

Tips para evitar el hipo

1- Si el bebé aúnes amamantado o toma biberón, hay que ser muy cuidadoso de que tenga entrada de aire, ya que de haberla hay más riesgo de que el niño le dé hipo.

2- Cuando está comiendo, está siendo amamantado o tomándose su biberón, se debe estar muy pendiente que lo haga de manera calmada, ya que de hacerlo rápido hará que obtenga hipo.

3- A los recién nacidos, después de que se amamantan, se deben poner en posición vertical para que se le facilite la eliminación de aire y evitar que se produzca. O también si mientras comen ocurre el hipo, se detiene por un momento y realiza el proceso hasta que se le quite para luego seguir amamantando.

4- En ocasiones los cambios de temperatura suelen provocar hipo, para ello deben tratar de abrigar bien al bebé y así evitar que esto ocurra.

5- Aunque no parezca, darle la comida a los bebés demasiado caliente genera el hipo en ellos, para que esto no ocurra, deben estar pendiente y probar la comida antes de dársela para medir si la temperatura está apta para que ellos puedan ingerirla.

6- Luego de alimentar al bebé es importante sacarle los gases y verificar que haya eructado al menos una vez, porque si tiene aire acumulado en el estómago y no lo bota terminará por convertirse en hipo. Además de ello, este punto es sumamente importante si se quiere acostar a dormir al bebé, porque no pueden dejar que se vaya a dormir sin haber liberado el aire de su estómago.

7- Cuando se le da el biberón, estar pendiente de moverlo poco a poco en para que hacia un lado para que no le entre aire y luego el bebé pueda tragarlo.

8- Preferiblemente el agujero del biberón debe tener un tamaño medio ya que si es muy grande le sale mucho alimento y de ser muy pequeño será más lenta la salida de este y hará que el niño no consuma lo suficiente y se desesperará.

En caso de que el niño de manera muy repetida le dé hipo, y que éste le provoque llanto incesable por largos períodos de tiempo, debe acudirse a un pediatra ya que puede ser algo mayor a lo que normalmente se conoce.