¿CÓMO DAR EL BIBERÓN A UN BEBÉ?

Seguro tienes un bebé, recién nacido, o de meses y quieres darle biberón, o quizás no te funciona eso de la leche materna, sigue leyendo este artículo y verás cómo darle biberón a tu bebé de la mejor manera.

Debes estar consciente de que el primer biberón no siempre es bien recibido. El bebé llora y rechaza todo aquello que no sea la leche materna, si es que está acostumbrado a eso. Si en la lactancia materna te ha ido muy bien, como madre debes enfrentarte a el “destete”, o a separar al bebé de tu pecho, para que pueda comenzar a consumir alimentos de otra fuente.

¿Qué debes hacer? Primero ármate de paciencia, sé más amorosa, trata a tu bebé con cariño y aprende en familia cómo utilizar, un utensilio que a partir de ahora estará siempre presente, y todos querrán ayudar: el biberón.

El que aparezca el biberón en la vida de tu bebé, lo desconcierta un poco. Después de la intimidad compartida y esa conexión creada entre el bebé y la madre a partir de la lactancia materna y luego de semanas de aprendizaje para convertirse en una profesional dando pecho, surge esta nueva herramienta, el biberón, donde va a haber un cambio de costumbres. Para el pequeñín e incluso para ti, como madre.

Dar biberón implica muchos cambios, primero tu bebé deberá a adaptarse a un nuevo sabor lácteo, lo cual no lo tendrá muy contento. Pero recuerda, debes tener paciencia, y encontrar el sabor que más le guste y le haga mejor. Existen infinidades de fórmulas y leches especiales para bebés, de muchos sabores, que debes consultar a tu pediatra, antes de darle a probar a tu hijo.

 

bebe biberon

 

Aquí tienes seis pasos a seguir para que darle el biberón a tu bebé, sea la mejor experiencia de tu vida:

1-. Busca un sitio tranquilo: tienes que estar lo más relajada posible, así sea que tienes a tu bebé en brazos, o acostado en una colcha, tú tienes que estar relajada, y tú bebé muy cómodo. No te apresures en darle directamente el biberón, cada bebé tiene un tiempo y ritmo diferente para comer. Unos son muy glotones, y se lo terminan en cuestión de segundos, mientras que a otros les gusta comer con calma, y hacer pequeñas pausas para luego seguir comiendo.

Debes conocer bien a tu bebé, y saber cómo le gusta comer, y cuál es su posición favorita para hacerlo.

2-. Pendiente de la temperatura de la leche: no querrás quemar a tu hijo mientras le das de comer, la temperatura debe estar entre 35° y 37°, jamás más caliente. No importa si queda un poco más tibia, pero no es bueno ni recomendable que esté fría porque puede darle al bebé dolores estomacales. Para comprobar la temperatura, basta con que eches unas gotas de la lecha en la parte anterior de tu muñeca.

3-. Ponte cómoda/o:  Apoya bien la espalda en un respaldo y agarra a tu bebé con los brazos. Ponte un cojín debajo del brazo con el que vas a sostener el biberón para que no te canses.

4-. Cuida tu postura: La cabecita de tu bebé debe reposar en tu otro brazo, y quedar más alta que su estómago, así tragará menos aire.

Es bueno que a mitad del biberón cambies al bebé de brazo, así le previenes que sufra de algún dolor de espalda por mantener durante mucho rato la misma posición. Además, así el bebé se acostumbra a comer en cualquiera de las dos posiciones.

5-. La tetina mantenla siempre llena: trata de mantener siempre el biberón inclinado de forma que la tetina, o mamila esté siempre llena de leche, así el bebé tragará menos aire, y le causará menos gases. De vez en cuando retira de la boca de tu bebé el biberón, y bátelo un poco, ya que de los lados de la tetina puede pegarse la leche y no dejar fluir el líquido.

6-. Al terminar, recuerda sacarle los gases al bebé: durante la toma de biberón, el bebé suele tragar aire, por más que trates de evitarlo, y ese aire se acumula en su pequeño estómago. A veces la presión del aire es tan fuerte, que tu bebé querrá parar de comer, y no volver a succionar hasta que ese soltar ese aire que le está molestando.

Para ayudarle a expulsarlo, cárgalo derechito sobre tu hombro y dale unas palmaditas suaves pero firmes en la espalda. Y sí no ha terminado de comer, puedes después continuar dándole el biberón.

Darle de comer al bebé, es un momento íntimo, y para conocerse mejor entre sí. Es importante que lo veas como algo especial, y que le hagas cariños y le hables mientras le das de comer. Estas técnicas están diseñadas para ser hechas por mamá, pero actualmente, los padres están inmiscuidos en los cuidados del bebé, sus atenciones y quieren apoyar, dándoles el biberón.

Los papás también pueden sentirse conectados con sus hijos, en este momento tan especial. Así que sea mamá, sea papá, o hasta la abuelita, darle biberón al bebé es una de las experiencias más hermosas de la vida. Y es algo que todos en algún momento debemos hacer. Anímate y has de esta experiencia un momento sencillo pero único.

 

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *