Cubiertos bebe

Es cierto que los cubiertos nunca serán tan rockeros como una bandana  pero estos que hemos seleccionado en concreto son los mas seguros que hay en el mercado para no tener ningún susto mientras alimentamos a nuestro pequeño.

Dieta para tu bebe

 

A continuación se detallan los principales alimentos que debería tener la dieta de tu bebe:

 

Plátanos:

Los plátanos son una fuente importante de carbohidratos, que proporcionan energía sostenida, así como fibra para fortalecer el sistema digestivo. Son una comida de bebé perfectamente portátil, ya que vienen en su propio envase ( su cáscara)  y fácil de pelar. Cuando le damos de comer plátanos a bebés jóvenes, hemos de procurar que estos estén maduros y estén completamente triturados.

Los aguacates:

A veces pensamos que los aguacates son un vegetal, pero en realidad son una fruta! También contienen más nutrientes que cualquiera de sus parientes en los grupos de alimentos. Los aguacates tienen el contenido de proteína más alto de cualquier fruta y son ricos en grasa monoinsaturada, la grasa “buena” tipo de grasa que ayuda a prevenir las enfermedades del corazón. Asegúrate de que sólo se dan aguacates maduros a tu bebé. Lava el exterior, retira la cáscara y ya! así de fácil. Puesto que son altos en grasa, los aguacates pueden hacer sentir lleno rápidamente a su bebé  así que debería servirse en pequeñas dosis como acompañamiento junto con otros alimentos, tales como purés de carne o pollo. Una gran idea para complementar la dieta de tu bebe.

Huevos:

Las claras de huevo son principalmente proteínas y las yemas proporcionan zinc y vitaminas A, D, E y B12. La yema también tiene colina, que las investigaciónes demuestran que es crucial para la salud del cerebro y el desarrollo. Tradicionalmente, los pediatras han aconsejado a los padres que no sirvan huevos, especialmente las claras de huevo, hasta después del primer año debido al potencial de reacciones alérgicas. Pero ese consejo ahora está cambiando, y algunos expertos creen que los huevos se deben retrasar solamente en las familias que tienen un historial de alergias a este alimento.

 Zanahorias:

Las zanahorias tienen grandes cantidades de beta-caroteno, un antioxidante que les da su color naranja. El Beta-caroteno se convierte en vitamina A en el cuerpo y desempeña un papel crucial en el crecimiento y la visión sana. Cocinar las zanahorias hace que resalte su dulzura natural, lo que las hace atractivas para los bebés, que nacen con una preferencia por sabores dulces. Al hacer zanahorias para su pequeño, asegúrate de que estén muy cocidas y no se las des para comer hasta que estén muy blandas.

Yogur:

El yogur le da a su bebé calcio, proteínas y fósforo, que son importantes para tener los huesos y dientes fuertes y saludables. El yogur también tiene probióticos, un tipo de bacterias buenas que ayuda a la digestión  y apoya el sistema inmunológico. Los bebés necesitan grasa en sus dietas, así que elige yogur de leche entera sobre las variedades de bajo contenido de grasa o sin grasa. También evita los yogures aromatizados, que son altos en azúcar. Si deseas agregar sabor, puedes agregar un poco de puré de frutas. Los bebés de menos de un año de edad pueden tener una reacción adversa a las proteínas de la leche en el yogur, así que consulta con tu pediatra antes de servirlo a los bebés más pequeños. Sin duda un gran alimento para la dieta de tu bebe.

 Queso:

El queso es una buena fuente de proteínas  y de calcio para la construcción de los huesos y para tener unos dientes fuertes. El queso también contiene una dosis saludable de riboflavina (vitamina B2), que ayuda a convertir proteínas, grasas e hidratos de carbono en energía. El queso suizo, en particular, tiene un sabor ligeramente dulce que atrae a los bebés. Dado que el queso puede ser peligroso y causar asfixia, es recomendable cortarlo en trocitos pequeños. Es mejor para los bebés mayores ya que puede resultar demasiado denso para los bebes mas pequeños.

 Pollo:

El pollo es una gran fuente de proteínas y es una fuente de vitamina B6, que se utiliza para ayudar al cuerpo a extraer la energía de los alimentos. Es importante que los bebés coman regularmente alimentos que contengan cantidades elevadas de proteína para facilitar un rápido crecimiento. Si a su bebé no le gusta el sabor del pollo por sí solo, puede mezclarlo con su fruta o verdura favorita.

Pescado:

El pescado blanco, como la merluza y el bacalao, es una excelente fuente de proteínas, que los bebés necesitan para crecer y desarrollarse. Los pescados grasos, tales como el salmón, proporcionan las vitaminas liposolubles así como las grasas esenciales, que apoyan el desarrollo del cerebro y del sistema inmune sano.